LOGÍSTICA DE LA BODA

FOTOGRAFOS DE BODAS
FOTOGRAFOS DE BODAS

Mucho antes de la boda el estrés por tal celebración comienza. No es tarea fácil lograr que todo salga bien en tiempo y forma.

 

Según mi experiencia en un alto porcentaje de las veces el grueso de la organización del evento recae sobre los hombros de la novia; esto no quiere decir que los novios no se involucren, pero en la mayoría de los casos lo hacen en menor medida, salvo excepciones.

 

Y, repito, no es tarea fácil, y a falta de un wedding planner, hay que dejar todos los detalles bien "amarrados" para que en el gran día todo fluya como debe ser y ¿quién mejor que la novia para dirigir la organización de su propia boda? 

 

Sin embargo pienso que el día del evento los que más deben disfrutar de la ceremonia, la fiesta y todo lo demás es la pareja de recién casados. Es muy común que llegado el día, la novia, el novio o ambos, se encuentren muy estresados atendiendo los detalles. La novia se está arreglando y puede vérsele atendiendo llamadas telefónicas, asegurándose de que nada falle, en la fiesta están pendientes de que se cumplan los horarios, de que se sirva la cena, que no falte nada.

 

¿La consecuencia? No pueden disfrutar a plenitud de su día más especial y he aquí mi consejo: nombren a alguien para que el día del evento se haga cargo de atender todas las cuestiones que se presenten. Puede ser un familiar o un amigo de toda la confianza que acceda a disfrutar menos del festejo, pero que sea capaz de permitir que la pareja se desentienda de todo aquello que no sea disfrutar de su día.

 

Créanme,  tomar en cuenta este pequeño consejo te permitirá vivir tu boda como lo que es: el día más importante de tu vida.

 

Nos vemos la próxima.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0