LOS FOTÓGRAFOS DE LAS IGLESIAS

FOTOGRAFOS DE BODAS
FOTOGRAFOS DE BODAS

Hoy voy a hablarles de un fenómeno que se da en la mayoría de las iglesias y es que en ellas generalmente tienen sus propios fotógrafos e incluso videógrafos que tienen la venia del padre que oficia la misa para tomar las fotos que quieran y pueden moverse libremente por todo el altar sin problema ni limitación alguna.

 

En cambio, el fotógrafo contratado por los novios se encuentra casi siempre agobiado por todas las limitaciones de movimiento que imponen los curas. Me ha tocado hacer todas las fotografías de la ceremonia con los novios de espaldas porque no me han permitido colocarme en una posición de frente lo cual para mí resulta extremadamente frustrante ya que el resultado del trabajo no será el mejor debido a estas situaciones.

 

No tengo nada en contra de que las personas busquen su sustento de manera honrada, sin embargo, en el caso de estos fotógrafos que hay en las iglesias, su negocio consiste en tomar las fotografías o videos desde los mejores ángulos, ya que ellos sí tienen privilegios dentro del recinto y luego se las ingenian para averiguar la dirección de los novios para presentarse y ofrecerles las fotos en venta.

 

Estos fotógrafos no tienen el menor reparo en atravesarse para robarse una foto, echan a perder buenas fotos porque salen en cuadro como es el caso de la imagen que ilustra este post donde justo en el momento del beso aparece el señor a un lado estropeando la escena.

 

Es por eso que en mi primera entrevista con la pareja antes de la boda, les recomiendo que nombren a un familiar que haga que estos fotógrafos no tomen fotos en la ceremonia. Es sencillo y siempre funciona. El familiar designado se acerca a estos fotógrafos y les dice claro y firme: "Les pido de favor que no tomen fotos en nuestro evento ya que nosotros traemos nuestro propio fotógrafo" Después de esto el fotógrafo en cuestión guarda su cámara y se retira. Nunca falla.

 

Esto no nos librará de las limitaciones de movimiento que nos imponen los padres en sus iglesias, pero, al menos no tendremos a estos personajes estropeando el trabajo del fotógrafo oficial que es, en definitiva, el que los novios han contratado.

 

Toma en cuenta este consejo y al final tendrás mejores fotos de tu ceremonia.

 

Hasta la próxima.

Escribir comentario

Comentarios: 0