CONSEJOS PARA ORGANIZAR UNA BODA ECONÓMICA

Una boda siempre implica un gasto, pero no necesariamente el costo de tu evento tiene que ser exagerado ni mucho menos. Hay algunas cosas que puedes hacer para que tu boda no resulte extremadamente cara y que después de la felicidad de la celebración los pagos y las deudas no te agobien.

 

Una boda puede ser muy sencilla sin que esto signifique que no vaya a ser hermosa. El principal ingrediente de una boda es el amor de la pareja y ese ya lo tienes asegurado de antemano y es gratuito, sin embargo quiero darte ocho consejos que podrían hacer que tu boda no sea tan onerosa. Vayamos al grano:

 

1. Controla tu lista de invitados. Puedes optar por hacer una gran recepción de 300 personas o bien limitar tu lista de invitados a aquellas personas que ocupan un lugar realmente importante en tu vida. Poniéndote de acuerdo con tu pareja podrán cerrar esta lista de invitados a unas 60 o 70 personas lo cual te proporcionará un ahorro considerable.

 

2. Selecciona un lugar bonito que requiera de poca decoración. Hay lugares hermosos que requieren poca ornamentación lo cual supone también un ahorro considerable. Puede ser una finca con bellos paisajes naturales, la casa de algún familiar o amigo, un parque público que sólo requiera de un permiso, en fin, todo depende de tu imaginación.

 

3. En lugar de platillos sofisticados puedes servir una taquiza o bocadillos. La cena o comida suelen ser bastante caras. Depende de lo que contrates el precio de un platillo puede oscilar entre los 200 a 800 pesos e incluso más. Una taquiza gustará a todos y te hará ahorrar una buena cantidad de dinero.

 

4. Haz la ceremonia y la recepción en un mismo lugar. Contratar una iglesia y un salón por separado siempre será más caro que hacerlo todo en un mismo sitio. El sacerdote o pastor podrá trasladarse al lugar de tu evento en donde se puede improvisar un altar sencillo para llevar a cabo la ceremonia. Esto también ahorrará tiempo y dinero a tus invitados por concepto de traslados.

 

5. Haz los recuerdos para los invitados tu misma. Hay muchas opciones en este sentido. Con una simple búsqueda en Google puedes encontrar sitios que te mostrarán manualidades que, con poco dinero, podrás elaborar pequeños regalos que pueden llegar a ser muy significativos para quienes te acompañan en tu gran día.

 

6. Alquila el vestido y el traje del novio. Sé que es una tradición guardar de recuerdo el vestido de novia. Dependiendo de qué tan importante sea para ti esta tradición puedes optar por alquilarlo. Al final el vestido queda guardado en un closet y en raras ocasiones lo volverás a ver. Piénsalo.

 

7. Contrata un DJ en lugar de un grupo musical. Las orquestas o grupos en una boda tocan la música que está de moda para estos eventos y también sirven de animadores en la fiesta. Un DJ puede hacer exactamente lo mismo por muchísimo menos dinero.

 

8. No te cases en sábado. Los viernes y los domingos son excelentes días para festejar. Los salones, iglesias, hoteles, etc, suelen reservar sus tarifas más altas para los sábados por ser el día que más demanda tiene.

 

Como ves hay muchas pequeñas cosas que te ayudarán a ahorrar dinero y no por eso tu gran día será menos emocionante. A veces  conviene ser prácticos buscando hacer que las cosas sean sencillas pero hermosas.

 

Espero que te sirvan estos consejos y si se te ocurre algún otro, por favor, escríbelo en un comentario.

 

Sin más, hasta la próxima.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0