LOS CELULARES EN LA FOTOGRAFÍA DE BODAS

Fotógrafos Profesionales de bodas en la Cuidad de México
Fotógrafos Profesionales de bodas en la Cuidad de México

Una de las primeras aportaciones de la era tecnológica en la que vivimos es la democratización de la fotografía. Hoy todos llevamos una cámara de fotos en el bolsillo y la inmensa mayoría de las personas dedican gran parte de su vida a fotografiar todo lo que les acontece y ni qué decir de las tan acostumbradas selfies.

 

Pues qué mejor ocasión para usar la cámara de nuestros celulares que una boda. Cada invitado tiene una cámara presta a disparar en todo momento y al terminar el evento estoy seguro (aunque no existe una estadística al respecto)  que se habrán tomado miles de fotos y, si los novios quisieran, podrían pedirle a sus amigos y familiares que les obsequien todas esas fotos y así tener un gran acervo fotográfico de su evento.

 

No parece una mala idea, sin embargo, pensémoslo fría y sinceramente: ¿cuál es el destino final de todas esas imágenes? En el mejor de los casos quedan almacenadas en las memorias de los teléfonos hasta que el propietario las borra para hacer espacio o simplemente desaparecen cuando se pierde el teléfono. Habrá algunos que tengan la precaución de pasar las fotos a su computadora y, aunque es un buen respaldo, las fotos no llegan más allá y el destino final será siempre el mismo: ser olvidadas o borradas.

 

Conozco el caso de un amigo que quiso ahorrarse la inversión en un fotógrafo profesional con la idea de pedirle a todos los invitados las fotos que tomaran y, aunque todos quedaron muy formalmente en hacerlo, desafortunadamente sólo tres o cuatro familiares le pasaron las fotos por lo que fue muy poco lo que pudieron obtener y de la calidad de las imágenes recibidas mejor ni hablemos.

 

Es cierto que las cámaras de los celulares cada vez tienen mayor calidad, sin embargo este tema de la calidad no se ha podido resolver de forma definitiva dado el pequeño tamaño de los lentes y los sensores de los celulares por lo que NUNCA será lo mismo que una cámara profesional.

 

¿Podrán sustituir los teléfonos el trabajo de los fotógrafos profesionales? La respuesta definitiva es NO.

 

El fotógrafo profesional de bodas lleva consigo un equipo que está pensado para resolver las más complejas situaciones de luz que puedan presentársele y, además, el trabajo del fotógrafo profesional lleva consigo una misión: documentar el evento, dejar una prueba gráfica en forma de bellas y bien logradas fotos que finalmente pasen a formar parte de la historia familiar.

 

¿Es malo entonces tomar fotos con los celulares? De ninguna manera, pero si lo que se busca es atesorar un hermoso recuerdo que valga la pena, entonces un fotógrafo profesional es la única solución.

 

Bueno, sin más por el momento, chao!!

Escribir comentario

Comentarios: 0